Pasar al contenido principal

Guía para el Desarrollo de Políticas Docentes

La Guía para el Desarrollo de Políticas Docentes se elaboró con un enfoque participativo e inclusivo en el marco del Plan Estratégico 2014-2016. Esta Guía facilita la revisión de las políticas docentes nacionales basada en la evidencia. De igual manera, la Guía enmarca las políticas docentes dentro del plan del sector educativo y las prioridades de desarrollo nacional, al tiempo que examina de manera interrelacionada las dimensiones de una política docente y sus correlaciones. Por último, hace una descripción de las fases del proceso para formular una política docente, así como los pasos y las cuestiones que deben abordarse al aplicar una política docente nacional.

Entre 2018 y 2021, la Guía se puso a prueba y se evaluó en varios países. En la actualidad, se encuentra en procesos de difusión entre un gran abanico de partes interesadas como instrumento de aprendizaje para promover el desarrollo de capacidades a nivel nacional.

¿Para qué sirve?

El TTF elaboró la Guía para el Desarrollo de Políticas Docentes con el fin de garantizar que todos los alumnos sean educados por docentes calificados, capacitados y que cuenten con el apoyo adecuado. Basada en el principio de que una política docente integral (holística) resulta indispensable para mejorar la cantidad y la calidad de los docentes. La Guía aborda cuestiones y políticas que promuevan la calidad de los docentes y la enseñanza, entre ellas, la captación, la formación y el apoyo de los buenos docentes, la eficacia en función de los costes y las compensaciones en materia de políticas.

La Guía se aplica al personal docente tal como se define en las Recomendaciones de la OIT/UNESCO relativas al Estado del Personal Docente aprobadas en 1966: todas aquellas personas que, en las escuelas u otros centros de enseñanza, se encargan de la educación de niños o jóvenes en la enseñanza preescolar, primaria, secundaria inferior y secundaria superior. También abarca al personal docente de instituciones públicas y privadas (incluidas las organizaciones no gubernamentales) y a los directores, presidentes, líderes o jefes de estudios de las escuelas como parte de la dirección y la gestión de las escuelas.

¿Qué cuestiones cubre?

La Guía está diseñada para ayudar a los responsables nacionales y a los funcionarios de los sistemas educativos a desarrollar políticas docentes nacionales como componentes integrados en los planes o políticas de educación nacional, las cuales estén basadas en evidencias y alineadas con los planes y estrategias de desarrollo nacionales. En ella se subraya que dichas políticas son específicas a cada país, sin embargo, las experiencias de las mejores prácticas de una amplia gama de países y organizaciones puede servir de base para dicho desarrollo.

En la Guía se presenta una visión general a través de nueve dimensiones de la política docente, las cuales están interrelacionadas y deben tenerse en cuenta en una política docente nacional. Así mismo, en la Guía se esbozan las respuestas políticas a considerar y se sugieren medidas para elaborar y aplicar una política docente nacional.

Estas dimensiones centrales incluyen: formación inicial completa y pertinente del profesorado y de los líderes escolares; desarrollo y apoyo profesional continuo; remuneración e incentivos materiales comparables a los de profesionales similares; y un entorno de enseñanza y aprendizaje seguro, saludable y estimulante.

¿A quién se dirige?

La Guía se ha elaborado para apoyar a:

  • Las autoridades responsables de la educación pública y la política docente, la planificación y la práctica, a saber: los ministerios o departamentos de educación, trabajo, administración pública y finanzas; las comisiones de docentes o de la administración pública u organismos equivalentes que se ocupen de la política docente; así como los organismos profesionales, los consejos profesionales de docentes o los foros de negociación conjunta que incluyan a los sindicatos y al gobierno.
  • Los proveedores de enseñanza privada, entre ellos, las escuelas con o sin fines de lucro, las escuelas laicas, religiosas o basadas en la fe, así como las comunidades u organizaciones no gubernamentales creadas para complementar la enseñanza pública.
  • Las partes interesadas del sector educativo que pueden participar en el diálogo político con el gobierno para formular y aplicar una política docente nacional, entre ellas: los docentes y los sindicatos o asociaciones de docentes; los directores, los líderes escolares y sus asociaciones; las instituciones de formación de docentes; las asociaciones de alumnos y estudiantes; las asociaciones de padres y docentes; y los organismos y organizaciones internacionales.

Curso en línea

La Universidad Abierta, en colaboración con el TTF y la UNESCO, ha desarrollado un curso en línea basado en la Guía para el Desarrollo de Políticas Docentes. Dicha universidad ofrece cursos y elementos de aprendizaje interactivo para ayudar a los usuarios a formular políticas docentes.

Mediante una cuenta de usuario en el sitio web, los usuarios pueden seguir sus progresos. En los capítulos del 2 al 5 se desarrollan actividades para ayudar a los responsables de las políticas y a las partes interesadas del sector educativo para aplicar a su propio contexto los conocimientos proporcionados y ayudarlos así en la formulación de su política docente. De igual manera, estos están diseñados para apoyar en el aprendizaje y la comprensión de los conceptos que en ellos se presentan.

Actualmente, la versión en línea se encuentra disponible en inglés. Las versiones en línea de la Guía en árabe, chino, español, francés, portugués y ruso estarán disponibles en el curso en el 2020 en la misma página web.

Publicaciones relacionadas

Consulte a continuación la versión completa en inglés junto con otras versiones en distintos idiomas disponibles en el 2020. En estos momentos, los resúmenes están disponibles en siete idiomas.

Versiones resumidas