Pasar al contenido principal

Transformar nuestra comprensión del profesorado refugiado y de la enseñanza en contextos de desplazamiento forzado

/

Chris Henderson, copresidente, Inter-agency Network for Education in Emergencies (INEE) Teachers in Crisis Contexts (TiCC) Working Group and Teachers College, Columbia University.


En los contextos de acogida de refugiados, el profesorado contribuye más al aprendizaje y al bienestar de niños y niñas que cualquier otro factor a nivel escolar. El profesorado refugiado también tiene un gran conocimiento del entorno local y el deseo de contribuir a mejorar la respuesta a la crisis y los resultados de la recuperación. Sin embargo, a pesar del papel crucial que desempeña y del difícil contexto en el que garantiza la continuidad del aprendizaje, el profesorado refugiado no suele recibir el apoyo que necesita.

Es visible para el sector humanitario de la educación, pero sigue siendo ignorado en gran medida en las revisiones sectoriales del sistema educativo nacional que impulsan la planificación educativa plurianual y en los presupuestos que abordan las necesidades del profesorado. Por lo tanto, es hora de prestar más atención a las dificultades a las que se enfrenta y de incluirlo en los planes para alcanzar el ODS 4.

Condiciones de enseñanza difíciles

En entornos de refugiados, el profesorado se enfrenta a condiciones de trabajo especialmente difíciles. En las regiones donde se permite el asentamiento de los refugiados, a menudo hacen falta aulas funcionales, materiales didácticos y otros recursos básicos. Existe una probabilidad más importante de que las aulas estén superpobladas, que el alumnado sea de edades diferentes, tenga múltiples capacidades y sea multilingüe, sobre todo en los primeros años, cuando se enseñan las competencias esenciales de lectoescritura y aritmética. A menudo tienen que enseñar por turnos, impartiendo menos material en menos tiempo y con menores expectativas de rendimiento en el aprendizaje. También es posible que tengan que enseñar los contenidos en una segunda o tercera lengua, o que tengan que utilizar enfoques pedagógicos híbridos.

El profesorado refugiado también trabaja con niños y jóvenes que han experimentado o han sido testigos del sufrimiento más profundo y crónico de sus familias y amigos. Existe una mayor probabilidad de que estos niños y jóvenes presenten déficits de aprendizaje o de comportamiento relacionados no solo con la interrupción de su educación, sino con las dificultades a las que se enfrentan a diario.

Falta de oportunidades de formación

En los casos en los que existen oportunidades de desarrollo profesional previo y durante el ejercicio de la profesión para el profesorado refugiado, éstas son episódicas y con distintos niveles de calidad. La diversidad de agentes no estatales que prestan apoyo a la gestión y el desarrollo del profesorado en contextos de desplazamiento forzado también limita las respuestas previsibles y sostenibles para satisfacer las necesidades profesionales, personales y familiares del profesorado.

Una trayectoria profesional incierta

La mayoría de quienes integran el profesorado refugiado vive en lugares donde se reconoce su derecho a la protección internacional. En su forma más básica, significa que tienen derecho a no ser devueltos por la fuerza a su país de origen. Sin embargo, la protección de los refugiados no garantiza automáticamente el reconocimiento de las cualificaciones para el empleo, ni tampoco el acceso a las oportunidades de desarrollo profesional continuo cuando el profesor o profesora carece de certificación o tiene pocas cualificaciones.

Es hora de reconocer el papel del profesorado refugiado

A menudo defendemos al profesorado y celebramos su trabajo. Sin embargo, en tanto que responsables políticos y profesionales del sector humanitario, tenemos que traducir nuestras palabras en acciones y mantener nuestro compromiso con la profesión reimaginando y transformando nuestra comprensión del profesorado y el valor de su trabajo en los entornos de acogida de personas refugiadas. Si no se apoya y reconoce suficientemente al profesorado refugiado, el acceso a la educación y el aprendizaje de los niños y las niñas afectados por el desplazamiento forzado seguirán siendo precarios y no se alcanzará el Objetivo 4 de los ODS.

Por consiguiente, es hora de ofrecer al profesorado refugiado el estatuto y las condiciones que merece y necesita desesperadamente; es hora de hacer visible al profesorado refugiado. El cambio hacia la inclusión de los refugiados en los sistemas educativos nacionales tras la adopción del Pacto Mundial sobre los Refugiados (GCR, por sus siglas en inglés) en 2018 ofrece una oportunidad para actuar . Este cambio incluye la provisión de apoyo previsible y sostenible para el profesorado refugiado, el desarrollo profesional continuo y el acceso a condiciones de trabajo justas y decentes.

Hacia una comprensión común del profesorado en entornos de acogida de refugiados

Con el objetivo de incluir los temas mencionados en la Agenda de la Vía de acción 3 de la Cumbre sobre la Transformación de la Educación: “Docentes, enseñanza y profesión docente”, y para trabajar hacia una comprensión armonizada del profesorado y la enseñanza en entornos de acogida de refugiados, el ACNUR, la INEE y la Internacional de la Educación (IE) están convocando conjuntamente una reunión en la próxima preCumbre de la Educación Transformadora en París.

Reuniremos a representantes de Gobiernos, de las Naciones Unidas, de organizaciones no gubernamentales internacionales y organizaciones de la sociedad civil junto con docentes y jóvenes refugiados de Chad, Kenia y Venezuela para abordar y debatir las siguientes situaciones:

  1. ¿A quiénes consideramos “docentes” en los entornos de acogida de refugiados? ¿Podrían las nuevas definiciones y condiciones previas para el acceso a la profesión ser parte de la solución a la escasez mundial de docentes?
  2. ¿Cómo reconocemos y regularizamos, en caso de hacerlo, a docentes de comunidades y de refugiados como parte del personal docente profesional en los entornos de acogida de refugiados?
  3. ¿Cuáles son las limitaciones o los obstáculos de los actuales marcos jurídicos y mecanismos de financiación, y qué enfoques innovadores existen para superar los desafíos en materia de financiación?

Esta sesión también será una oportunidad para dar al profesorado y a la juventud refugiados una plataforma para compartir sus experiencias y contribuir a la agenda para transformar la oferta educativa en situaciones de crisis a nivel mundial.

Un resultado clave de esta reunión será un memorando de recomendaciones, elaborado por los moderadores/as de la reunión de la INEE, el ACNUR y la IE, que se presentará al Equipo Especial Internacional de Docentes de la UNESCO para la Educación 2030 a fin de que lo examine y lo incluya en las declaraciones posteriores de la Cumbre sobre la Transformación de la Educación relacionadas con la Vía de acción 3.

Les invitamos a participar en persona o a través de la transmisión por Internet en esta importante reunión que tendrá lugar entre las 13:00 y las 15:00 horas CET del jueves 30 de junio. Necesitamos su voz para ayudar a poner en primer plano y promover al profesorado refugiado en la Cumbre sobre la Transformación de la Educación que se celebrará en septiembre en Nueva York.

Para más detalles, consulte el programa de la precumbre aquí.

Crédito foto: M'Bera refugee camp, Mauritania. EU/ECHO/José Cendón