Pasar al contenido principal

Los docentes necesitan formación y apoyo, no sólo una conexión a Internet, para impartir una educación a distancia de calidad

/

Este blog se basa en las conclusiones del informe Estrategias de aprendizaje a distancia y formación docente; aprendizajes del Caribe, recientemente publicado por el Equipo Especial Internacional sobre Docentes. Fue escrito por Anna C. Conover, consultora


La enseñanza y el aprendizaje a distancia se han expandido rápidamente en todo el mundo desde que comenzó el cierre de escuelas por la COVID-19 en 2020. La transición puso de manifiesto la existencia de una amplia brecha digital en muchos países, en donde la falta de acceso a los dispositivos, a los contenidos en línea y a la conectividad a internet dificultó el acceso universal. De igual importancia, el cambio puso de manifiesto la necesidad de una mayor y mejor formación del profesorado en competencias digitales y pedagógicas relevantes.

Sin embargo, a pesar de esta necesidad urgente, los ministerios de educación de muchos países sólo hasta ahora están integrando las competencias y los estándares de las TIC en los marcos de la política docente. Además, los programas tradicionales de formación docente no siempre cubren de forma adecuada las competencias digitales y pedagógicas durante la formación inicial y continua del profesorado.

La formación docente puede ayudar a mejorar la experiencia de los alumnos y los profesores en la enseñanza a distancia

En respuesta a la demanda de formación en materia de aprendizaje a distancia y de integración de la tecnología en los pequeños estados insulares en desarrollo (SIDS por sus siglas en inglés) del Caribe, se creó el programa de formación docente, aprendizaje a distancia y estrategias de formación docente en el Caribe con el fin de mejorar la capacidad de los sistemas educativos nacionales. El Equipo Especial sobre Docentes, la Coalición Mundial por la Educación de la UNESCO, Blackboard, el Centro Caribeño de Planificación Educativa (CCEP), UNICEF Jamaica y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania colaboraron en el desarrollo, la aplicación y el seguimiento del programa.

Basándose en el proyecto piloto de 2020, Desarrollo profesional para docentes para el aprendizaje hibrido y las estrategias en línea, el programa se diseñó para reforzar las competencias digitales y pedagógicas de los docentes. Este adoptó un enfoque holístico y sensible al contexto para reforzar la capacidad docente y garantizar que los estudiantes más vulnerables no se quedaran atrás durante la crisis.

El proyecto pretendía afrontar retos tales como: cómo mantener el compromiso y la interacción para el aprendizaje; cómo convertir los contenidos en formatos de aprendizaje en línea adecuados; cómo manejar los problemas de gestión escolar, por ejemplo la necesidad de respetar el horario escolar normal; y cómo trabajar con estudiantes con necesidades diversas. Proporcionar apoyo en estas áreas también ayudó a abordar el bienestar psicosocial de los docentes, dado que la brusca transición a la enseñanza en línea provocó una importante alteración de la vida profesional y personal de los profesores, causando incertidumbre y otros retos emocionales.

El diseño cuidadoso de los cursos, los materiales adaptables y el apoyo de las comunidades de práctica son esenciales para el éxito del aprendizaje a distancia

Una de las lecciones clave del programa fue la importancia de un alto nivel en el diseño de los cursos, los contenidos y la capacidad de colaboración e impartición. Las plataformas en línea o los sistemas de gestión de aprendizaje deben ser intuitivos y fáciles de usar; los cursos deben incluir diferentes formas de interacción y espacios de retroalimentación entre estudiantes y profesores; y se debe asignar tiempo y espacio para la colaboración, la reflexión y la experimentación. Dado que la participación de los padres es importante para el éxito del aprendizaje a distancia, el diseño del curso debe incluir también orientación para los padres y canales fiables para que se comuniquen con los profesores.

La preparación y adaptación de los materiales para el aprendizaje en línea es una de las tareas más difíciles y que más tiempo consume a los profesores en la transición a la enseñanza a distancia. Por ello, la formación docente debe incluir orientación sobre herramientas que faciliten esta labor, como las "hojas de trabajo en vivo", las cuales son interactivas y apoyan la evaluación a distancia. Asimismo, los programas deberían utilizar materiales de consulta abierta siempre que sea posible, o indicar explícitamente las condiciones de los derechos de autor cuando sea necesario, para aumentar la escalabilidad y permitir a los profesores reutilizar los materiales.

Los profesores que participaron en el programa de formación docente valoraron especialmente el hecho de formar parte de una comunidad de práctica, lo que les permitió establecer nuevas conexiones con expertos en educación a distancia y con otros profesores en situaciones similares en su país y región. Este sentimiento de pertenencia a una red de apoyo, así como los conocimientos recién adquiridos, aumentaron su confianza personal y profesional a la hora de aplicar las tecnologías digitales y los conocimientos necesarios en sus aulas.

La formación docente para la educación a distancia debe preparar al profesorado para crear entornos inclusivos de aprendizaje en línea

Garantizar la educación inclusiva debe ser una prioridad en la enseñanza a distancia. Aunque esta forma de escolarización puede limitar la interacción de los profesores con los alumnos (por ejemplo, al reducir las oportunidades de comunicación espontánea y las señales gestuales), también puede ofrecer oportunidades para promover la inclusión. Diseñar los cursos teniendo en cuenta la accesibilidad es esencial para crear entornos de aprendizaje inclusivos. Por ejemplo, para adaptarse a las necesidades de los alumnos con discapacidad, los participantes deben disponer de una serie de formas de acceso a los materiales y participar en los cursos. Esto puede incluir la oferta de opciones asíncronas* y síncronas** para el debate, la entrega multimodal (visual, auditiva, textual, etc.) del contenido, y el contenido descargable y transmitido en directo.

En contextos multilingües, también es esencial adaptarse a las necesidades lingüísticas de los profesores. En el programa SIDS, el contenido del curso a menudo sólo estaba disponible en francés o inglés. Sin embargo, para que los participantes pudieran debatir en el idioma con el que se sintieran más cómodos, los facilitadores del curso permitieron a los participantes formar grupos de trabajo en línea utilizando otros idiomas.

La flexibilidad es una característica clave en la planificación de la formación docente

La formación docente para la educación a distancia debe ser flexible dada la alta demanda de tiempo del profesorado con actividades que compiten entre sí, en las que se incluyen imprevistos. El contenido del curso, el ritmo y las tareas deben ajustarse a lo largo del mismo en función de las necesidades cambiantes de los participantes. Esto es especialmente importante en situaciones de emergencia. En aras de la transparencia de la acreditación y para mantener la motivación de los profesores, los cursos deben adaptarse a las limitaciones de tiempo de los docentes ofreciendo diferentes niveles de certificación y micro credenciales para habilidades específicas en las TIC.

Una planificación cuidadosa que tenga en cuenta los calendarios escolares y las necesidades de accesibilidad de los docentes, así como unas buenas campañas de comunicación, son esenciales para garantizar el éxito de la inscripción y la asistencia sostenida durante la formación docente. La inscripción debe ser fácil, sin obstáculos y estar disponible directamente en línea. En general, la formación docente no debe programarse al principio o al final del curso escolar, momento en el cual los docentes tienen una carga más alta, o durante las largas vacaciones de verano, cuando muchos de ellos no están disponibles.

Las asociaciones son importantes para desarrollar programas de formación docente para la educación a distancia

Las asociaciones son especialmente importantes a la hora de impartir educación a distancia, dado que ésta requiere un nivel considerable de conocimientos y recursos, tales como dispositivos costosos, conectividad ininterrumpida, softwares educativos, recursos educativos abiertos y conocimientos pedagógicos y organizativos. Dado que la conectividad y la disponibilidad de los dispositivos son a menudo un obstáculo en la educación en línea, los gobiernos y las partes interesadas deben desarrollar asociaciones con las empresas tecnológicas y los proveedores de internet para identificar soluciones, garantizando al mismo tiempo el respeto de la seguridad de los datos y la privacidad de los participantes.

Las tecnologías educativas han demostrado su utilidad para garantizar la continuidad de la educación en situaciones de emergencia. Cada vez más presentes en todas las sociedades, también se encuentran entre las herramientas básicas necesarias para participar plenamente en nuestro mundo contemporáneo. Sin embargo, la inversión en estas tecnologías no logrará los resultados deseados si no se invierte también en las competencias digitales y pedagógicas de los docentes. Por lo tanto, la formación docente inicial y continua debe ser reimaginada incluyendo estas habilidades y tecnologías. Con su experiencia de primera mano sobre los retos y las oportunidades de enseñanza a distancia, los profesores deben participar en el diseño, la implementación y el seguimiento de la enseñanza a distancia y la integración de la tecnología. De este modo, deben situarse efectivamente en el centro de la transformación de la educación.


Glosario

*Aprendizaje en línea asíncrono:  La educación y el aprendizaje que ocurren en línea en un momento diferente al cual el docente está instruyendo.

**Aprendizaje en línea sincrónico: La educación y el aprendizaje que se producen en línea al mismo tiempo, pero no en el mismo lugar con los docentes y/o otros alumnos.

Crédito foto: Abir Roy Barman/Shutterstock.com