Pasar al contenido principal
Evento
  • 24.06.2021

La mejor inversión: apoyar a los y las docentes en la recuperación de COVID-19 y más allá

 

Mira la grabación.

Asegurar docentes calificados y motivados en cada aula es el mayor determinante escolar en la calidad de la educación y en los resultados de aprendizaje. Sin embargo, en todo el mundo, no solo no hay suficientes profesores, sino que gran parte no ha recibido la formación suficiente y carece de las cualificaciones mínimas. La crisis del COVID-19 también arrojó luz sobre la necesidad de una mayor y sostenida financiación e inversión nacional e internacional en los docentes, y en la enseñanza como base de los sistemas educativos. Los docentes deben estar mejor preparados para garantizar que no se pierda una generación de alumnos.


El evento paralelo presentará nuevos hallazgos de la investigación llevada a cabo por el Equipo Especial sobre Docentes, el cual abarca las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo podemos identificar y abordar la persistente y no resuelta escasez mundial de docentes que está poniendo en peligro el futuro de millones de estudiantes, en particular de los más desfavorecidos?
  • ¿Cuánto se necesita para ayudar a los docentes después de la crisis, en particular para la formación en TIC y el aprendizaje combinado, el aprendizaje de recuperación, así como para apoyar la seguridad y el bienestar de los docentes?
  • ¿Cómo crear un espacio en los presupuestos nacionales, así como aprovechar los fondos internacionales, para apoyar la enseñanza de calidad, incluyendo el abordaje de cuestiones como la motivación de los docentes, la progresión y la retención profesional?

***

Este evento se organiza en el marco del  Global Education Summit: Financing GPE 2021-2025 en el marco de la campaña del Equipo Especial sobre Docentes #InvestInTeachers, Invierte en los Docentes.


Se proporcionará interpretación en inglés, francés y español.


Regístrese aquí: https://unesco-org.zoom.us/meeting/register/tJ0kcuitrD4vGNNKdYt3tvuShdYXBW8hib1K

Noticias
  • 28.05.2021

El Equipo Especial sobre Docentes presenta una campaña internacional para dar impulso a la financiación destinada a la profesión docente

1 de junio. El Equipo Especial Internacional sobre Docentes para Educación 2030 presenta una campaña para realizar un llamado dirigido a los gobiernos y la comunidad de donantes con el objetivo de incrementar, con urgencia, la financiación de los docentes y la docencia. A fin de facilitar la recuperación de los sistemas educativos tras la crisis ocasionada por la COVID-19 e incrementar su resiliencia, es necesario que se produzca dicho aumento, el cual también resulta crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible —sobre todo el relativo a la educación y las metas conexas—.

La cualificación y motivación de los docentes representan los factores escolares más importantes para brindar una educación de calidad. A escala mundial, sin embargo, se observan dos grandes problemas: el número de docentes es insuficiente y muchos de ellos no cuentan con la formación necesaria.

Estas dificultades afectan de forma desproporcionada a las personas ya de por sí desfavorecidas. Las zonas pobres y remotas presentan importantes carencias de docentes, lo cual hace que la ratio de estudiantes aumente y que el tiempo dedicado al aprendizaje disminuya. Este “déficit de docentes” —de naturaleza tanto cuantitativa como cualitativa— constituye uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el mundo en materia educativa.

Los sistemas educativos han afrontado retos sin precedentes a causa de la crisis ocasionada por la COVID-19 y los cierres de escuelas resultantes. Dicha crisis constituye una importante amenaza que puede ralentizar los progresos registrados en aras de muchos de los objetivos de desarrollo internacionales —sobre todo de los relacionados con la educación—. Asimismo, es probable que agrave la crisis mundial del aprendizaje y agudice las desigualdades educativas, pues las personas más pobres sufren una carga desproporcionada. Los presupuestos educativos están sometidos a una gran presión; sobre todo, en los países de ingreso mediano y bajo. La disminución del gasto público ha venido acompañada de la gran presión financiera que sufren las familias a causa de la incipiente recesión global.

Esta coyuntura crítica ha evidenciado que es necesario mantener y aumentar la inversión tanto nacional como internacional en los docentes y la docencia —en especial, en lo relativo a los salarios, que constituyen la partida más prominente de los presupuestos educativos—. Los objetivos primordiales de impartir enseñanza de recuperación y de velar por que esta generación de estudiantes no quede a la deriva también ponen de relieve la necesidad de potenciar las inversiones, de modo que los docentes dispongan de la preparación y el apoyo necesarios para afrontar los desafíos planteados por la crisis.

La campaña del Equipo Especial sobre Docentes tiene por objeto garantizar el cumplimiento del compromiso de la comunidad internacional consistente en, de aquí a 2030, aumentar considerablemente la oferta de docentes calificados, incluso mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo. Más específicamente, se realizará un llamado destinado a aumentar la financiación invertida para:

  1. mantener los salarios y mejorar las condiciones de trabajo a fin de captar a profesionales de calidad;
  2. mejorar el desarrollo profesional continuo de los docentes; y
  3. velar por la salud y seguridad de los docentes y estudiantes, además de proporcionarles apoyo psicosocial.

 

Ha llegado la hora de invertir en la profesión docente, pues así garantizaremos una recuperación sostenible tras la crisis y prepararemos a los alumnos de cara al futuro. Únase a nosotros y ayúdenos a realizar un llamado dirigido a los responsables de la adopción de decisiones y a las organizaciones financieras internacionales con el objetivo de que, en la medida de lo posible, inviertan en los docentes de la actualidad, pues el futuro depende de esta profesión.

Para obtener más información y firmar el llamado, visite la página web de la campaña.

Blog
  • 23.03.2021

La vacunación de los docentes es crucial para garantizar el regreso a la escuela

Esta entrada de blog se publicó por primera vez el 15 de marzo de 2021, en el sitio web de la Alianza Mundial para la Educación.

En un momento en el que los países aplican planes para inmunizar a sus poblaciones contra la COVID-19, la urgente necesidad de vacunar a los docentes es una preocupación cada vez más acuciante. Pero ¿se prioriza a los docentes en los planes nacionales? A continuación se resumen las medidas que están adoptando algunos países en favor de los docentes, así como recomendaciones sobre por qué los docentes deben considerarse un grupo prioritario.

En un momento en el que los países siguen adelante con los planes para inmunizar a sus poblaciones contra la COVID-19, la urgente necesidad de vacunar a los docentes es una preocupación cada vez más acuciante. La pandemia ha paralizado los sistemas educativos de todo el mundo.

En abril de 2020, la mayoría de las escuelas del mundo estaban cerradas. A fin de acelerar su reapertura, los países deben actuar para proteger la salud, la seguridad y el bienestar de los docentes. Se trata de un requisito previo fundamental para recuperar la normalidad de la docencia y el aprendizaje presenciales, así como la muy necesaria función de socialización que tiene la educación.

En diciembre de 2020, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y Education International (EI), la federación internacional de sindicatos de docentes, hicieron un llamamiento a los gobiernos y a la comunidad internacional a fin de que tuvieran en cuenta la importancia crítica que reviste la vacunación de los docentes y el personal escolar.

Tal y como afirman la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, y el Secretario General de EI, David Edwards, en su mensaje de vídeo conjunto:

 

“Es imprescindible volver a abrir las escuelas y las instituciones educativas en condiciones seguras y mantenerlas abiertas tanto tiempo como sea posible. En este contexto, a medida que vamos viendo avances positivos respecto a la vacunación, creemos que los docentes y el personal educativo auxiliar deben considerarse un grupo prioritario”.

 

Ya en marzo de 2020, el Equipo Especial sobre Docentes había hecho un llamamiento internacional a la acción en favor de los docentes para resaltar medidas críticas que deben adoptar los países en relación con los docentes durante la pandemia mundial, las cuales incluyen la “protección de la salud, la seguridad y el bienestar de los docentes y los alumnos”.

Este mensaje se reafirmó durante la sesión extraordinaria de la Reunión Global sobre la Educación (GEM 2020), celebrada por la UNESCO en octubre de 2020. En dicha reunión, diversos jefes de Estado y ministros se comprometieron a respaldar a todos los docentes y al personal educativo en calidad de trabajadores de primera línea y a priorizar su salud y seguridad.

 

¿Qué países están vacunando a los docentes?

El Equipo Especial sobre Docentes señala que, a pesar de la urgencia de proteger a los docentes y otro personal educativo y de los esfuerzos de la comunidad internacional por promover su priorización durante la vacunación, dicha priorización no está sistematizada en los planes nacionales, una situación que se debe en parte a un proceso de vacunación lento a escala mundial.

En los casos donde existen planes de vacunación bien definidos, la mayoría de países suelen dar prioridad a los trabajadores de la atención de la salud, las personas mayores y aquellas con enfermedades preexistentes por las que tienen un mayor riesgo de contraer el virus.

Una excepción a lo anterior es el caso de la jurisdicción de Nueva Delhi, en la India, donde todos los miembros del personal —incluidos los docentes— activamente implicados en las iniciativas de gestión municipales contra la COVID-19 se vacunarán de manera prioritaria como trabajadores de primera línea.

Chile ha constatado un cierto éxito en su programa de vacunación de docentes. Para preparar el regreso a las aulas, el Gobierno de Chile incluyó a los docentes y a los trabajadores del sector educativo de manera temprana en el esfuerzo de vacunación masivo del país. Durante tan solo las dos semanas precedentes al inicio del curso escolar, más de la mitad de los 513.000 docentes y trabajadores del sector educativo del país fueron vacunados a tiempo.

UNICEF/ Raphael Puget/UNI342143
Durante la pandemia, una docente enseña árabe en un centro para niñas que han sufrido violencia de género en Nuakchot, Mauritania.
Crédito: UNICEF/Raphael Puget/UNI342143

 

Los docentes en la segunda ola de vacunación

En otros países, los docentes se incluyen en el segundo grupo prioritario para recibir la vacunación. Este es el caso de la ArgentinaColombia y Turquía. En Viet Nam, se otorga una mayor prioridad a los docentes, ya que se vacunarán en el mismo grupo al que pertenecen los ciudadanos mayores y las personas con enfermedades crónicas, así como otros trabajadores que prestan servicios esenciales y los diplomáticos.

Mientras tanto, en el Reino Unido, los docentes se incluyen como segundo grupo prioritario junto con los equipos de respuesta inicial, el ejército, los profesionales que trabajan en el sistema judicial, los profesionales del sector del transporte y los funcionarios esenciales en la respuesta contra la pandemia. Esta clasificación ha sido cuestionada por diversos ciudadanos que han puesto en marcha una petición en línea dirigida al Parlamento a fin de priorizar a los docentes y al personal escolar o al cargo del cuidado infantil.

En el plan de tres fases de Sudáfrica, los docentes se incluyen en un grupo prioritario de segundo nivel muy extenso que comprende cerca de 17 millones de personas, entre ellas, trabajadores esenciales como agentes de policía, personas que residen en lugares con una elevada concentración de población —como cárceles y refugios—, personas de 60 años de edad o más, y personas con diversas comorbilidades.

De manera indirecta, algunos países han dado preferencia a los docentes adoptando el enfoque de priorizar a los trabajadores en general, a fin de reactivar la economía. En Indonesia, los docentes junto con las personas mayores conforman un segundo grupo prioritario en el plan de vacunación nacional. El país tiene previsto vacunar a 5 millones de docentes para junio.

De modo similar, en Bangladesh se comunicó a principios de febrero que se vacunaría a todos los docentes de primaria y que, para finales de mes, los docentes de menos de 40 años registrados en la lista de la Dirección de Salud podrían inscribirse en línea para recibir la vacuna.

Conforme la aplicación de planes de vacunación ha ido en aumento a escala mundial, se han adquirido compromisos importantes. En los Estados Unidos, se ha pedido a todos los estados que prioricen a los docentes en las iniciativas de vacunación, de conformidad con el objetivo establecido de que, para finales de marzo, todos los docentes de educación preescolar a educación secundaria y el personal al cargo del cuidado infantil hayan recibido la primera dosis.

De modo similar, el Ministerio de Educación de Singapur anunció que empezaría a vacunar a 150.000 docentes y otro personal de instituciones educativas a partir de principios de marzo.

La información disponible sobre los países africanos es escasa. Sin embargo, Rwanda, que a principios de marzo recibió 347.000 dosis de la vacuna mediante la iniciativa COVAX respaldada por las Naciones Unidas, ha hecho hincapié en la vacunación de docentes. Al respecto, el Ministerio de Salud ha declarado que: “Los docentes forman parte de los trabajadores de primera línea que se están vacunando contra la COVID-19”.

En otros puntos del continente, los docentes de Uganda se incluirán en el segundo grupo prioritario después de los trabajadores de la atención de la salud y el personal de seguridad, mientras que Kenya también ha considerado a los docentes como un grupo de alta prioridad, tras los trabajadores de la atención de la salud y el personal de seguridad pero antes que las personas con posibles comorbilidades y las que tienen más de 58 años.

 

Los docentes a los que se sigue sin tener en cuenta

En otros países como Italia y el Brasil, los docentes quedan relegados a un puesto inferior en los planes nacionales de priorización de las vacunas. El Brasil ha agrupado a los docentes con el personal de seguridad y el personal penitenciario, una situación que ha provocado huelgas en São Paulo para protestar, entre otras cuestiones, por los riesgos sanitarios a los que hacen frente los docentes en las escuelas.

En la Federación de Rusia, existe un cierto recelo ante la vacuna que puede obstaculizar los esfuerzos por vacunar a los docentes —a pesar de la alta prioridad que se les otorga junto con el personal médico y los trabajadores sociales— en las etapas iniciales de la vacunación masiva.

Recientemente, han surgido nuevas estadísticas que revelan que dos terceras partes de los países más pobres sufrirán recortes presupuestarios en el sector de la educación. Este dato supone un problema por diversos motivos, de los cuales dos de los principales son la necesidad de vacunar a los docentes y de contratar a personal a fin de afrontar los retos relacionados con el aumento de la carga de trabajo, la tasa de abandono de docentes y la enfermedad.

Muchos países de ingreso bajo tienen pocas posibilidades de obtener suficientes dosis para vacunar a sus docentes durante cierto tiempo. Esto supone una enorme presión para los docentes, que deben impartir clase presencialmente sin estar vacunados, con lo que ponen en riesgo tanto su salud como la de los demás.

Un reciente estudio indica que, sin una mayor cooperación internacional, más de 85 países pobres no dispondrán de acceso generalizado a las vacunas contra el coronavirus antes del año 2023.

 

Recomendaciones

Ante la situación mundial descrita anteriormente, el Equipo Especial sobre Docentes formula las recomendaciones siguientes:

  • Tal y como han instado la UNESCO y Education International, los docentes deben considerarse trabajadores de primera línea y un grupo de alta prioridad que debe vacunarse de manera temprana para garantizar que las escuelas puedan volver a abrir en condiciones de seguridad a fin de impartir educación presencial.
  • Los gobiernos deben colaborar con los sindicatos de docentes para asegurarse de que todas las escuelas sigan respetando estrictamente las normas a fin de realizar su actividad de manera segura, y que los docentes sin vacunar tengan acceso a atención psicológica y socioemocional, licencia de enfermedad y apoyo por parte de los dirigentes de la escuela y las autoridades centrales o del distrito.
  • En los casos en que los grupos de alta prioridad requieran ser identificados para acceder a la vacunación, los ministerios pertinentes deben garantizar que las listas de docentes sean precisas y que los docentes cuenten con la identificación adecuada.
  • Las lecciones aprendidas de pandemias anteriores deben fundamentar los planes de distribución de vacunas a fin de garantizar que se instauren eficazmente mecanismos de difusión y que estos funcionen de forma eficiente para que todos los docentes tengan acceso a los mismos, incluidos aquellos de regiones remotas.
  • Los gobiernos deben asegurarse de que se disponga de los fondos necesarios para respaldar el proceso de vacunación a fin de garantizar la seguridad de los docentes y el personal educativo auxiliar, así como la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad.

***

Crédito de la fotografía de portada: Bret Bostock/Flickr
Pie de foto: Una jeringuilla médica con una vacuna

 

Blog
  • 22.01.2021

Así brindaremos apoyo a los docentes de todo el mundo en 2021

En el Día Internacional de la Educación —celebrado el domingo 24 de enero—, reconocemos cómo nos han inspirado las colaboraciones que, a lo largo y ancho del planeta, han salvaguardado la educación en tiempos de crisis. En tan destacada fecha, hacemos hincapié en las iniciativas, asociaciones y mejores prácticas que respaldan tanto a los docentes como a los alumnos.

Les pedimos a los miembros del Equipo Especial sobre Docentes que compartieran sus planes para 2021, un año en el que resultará esencial aunar fuerzas y combinar nuestros recursos a fin de fomentar la recuperación pospandemia y colaborar para registrar progresos en favor de los docentes.

Como mínimo, un tercio de los estudiantes a escala mundial no han tenido acceso a la educación remota durante los cierres de las escuelas causados por la pandemia de COVID-19. Se estima que los estudiantes de los países de ingreso mediano bajo han perdido, en promedio, unos cuatro meses de enseñanza, mientras que dicha cifra se sitúa en torno a las seis semanas en los países de ingreso alto. La recuperación pospandemia constituirá un desafío sin precedentes.

No obstante, los cierres de las escuelas han servido para concienciar sobre la importancia de los centros educativos y la función clave que desempeñan los docentes, no solo por razones académicas y económicas, sino también en lo referente al desarrollo socioemocional de los alumnos. La COVID-19 ha representado una llamada de advertencia que nos ha recordado la necesidad de aumentar la resiliencia, inclusividad, flexibilidad y sostenibilidad de los sistemas educativos. También ha puesto de relieve la capacidad de innovación que poseen los sistemas y los docentes a fin de velar por la continuidad de la docencia y el aprendizaje ante situaciones complejas.

 

Pensamiento innovador

Los miembros del Equipo Especial sobre Docentes nos han hecho llegar información que muestra que las iniciativas impulsadas por los docentes durante los cierres de las escuelas producidos en 2020 han servido de inspiración a los planes para 2021.

En 2021, la Asociación Flamenca de Cooperación al Desarrollo y Asistencia Técnica (VVOB) – educación para el desarrollo se centrará en la gestión de interrupciones adicionales en materia educativa, con miras a mitigar las pérdidas de aprendizaje conexas, y en el fomento del bienestar socioemocional de la juventud. Asimismo, promoverá actividades de desarrollo de la capacidad sobre aprendizaje combinado de las que se beneficiarán tanto los docentes como los dirigentes escolares; así, podrán contribuir a la inclusión de los niños que se han quedado atrás, a partir de experiencias recabadas en países como Rwanda.

Como parte de la respuesta de la Alianza Mundial para la Educación (GPE) a la pandemia, se prestó apoyo a la distribución de radios portátiles en Sierra Leona y, una semana después del cierre de las escuelas, se comenzó a emitir un programa educativo de manera regular. En 2021, la Alianza seguirá financiando sistemas de información sobre gestión y sesiones de formación; colaborará con los países asociados con vistas a identificar los desafíos existentes y encontrar soluciones.

La red mundial de Teach for All ha publicado informes en los que se incluyen 50 historias que sirven para ilustrar cómo el liderazgo docente, el aprendizaje a distancia y las iniciativas de las comunidades han ayudado a que los niños siguieran aprendiendo durante la pandemia; algunos casos concretos son el uso de la radio para llegar a escuelas de las zonas rurales de Chile, el empleo de la televisión en Nigeria y el desarrollo de una plataforma en línea mejorada en Malasia. En 2021, la red continuará desarrollando su iniciativa Learning Through the Crisis (Aprender en Tiempos de Crisis) para respaldar la reapertura de las escuelas y la creación de sistemas educativos más resilientes y sostenibles.

The Education Commission y Education Development Trust, en colaboración con el programa WISE, están trabajando con los gobiernos para comprender de manera íntegra la función de los dirigentes escolares y el apoyo que han brindado a los docentes durante los cierres y las reaperturas de las escuelas del año pasado. La investigación servirá para fundamentar un manual normativo en el que se destacarán importantes lecciones aprendidas y datos procedentes de diversos países.

 

La tecnología en aras del desarrollo profesional

La pandemia no solo ha transformado el aprendizaje en línea para un gran número de estudiantes, sino que también ha ofrecido nuevas posibilidades de utilizar la tecnología en aras del desarrollo profesional de los docentes. Mediante reuniones virtuales y programas de radio, STiR Education mantuvo el contacto con docentes de la India y Uganda; en 2021, aspira a integrar la tecnología como un elemento más central de su trabajo, al tiempo que velará por que todos los docentes se puedan beneficiar de sus actividades de manera equitativa.

En el año 2021, el Commonwealth of Learning preparará cursos de desarrollo profesional adaptados en colaboración con la Universidad Abierta de Reino Unido. Dichos cursos versarán sobre esferas como el aprendizaje móvil y la ciberseguridad de los docentes, y ayudarán a educadores de varios países del Commonwealth a mejorar su capacidad de elaborar recursos digitales relativos a sus materias.

La Red Interamericana de Educación Docente (RIED), una iniciativa de la Organización de los Estados Americanos, crea equipos de líderes educativos que han trabajado en proyectos sobre temas como el desarrollo profesional virtual en la Argentina, la República Dominicana y el Uruguay. La convocatoria para presentar solicitudes a fin de formar equipos de proyectos para 2021 estará abierta hasta el 1 de febrero.

Global School Leaders creó Upya, un recurso que permite a los dirigentes escolares de comunidades marginadas hacer gala de un liderazgo eficaz durante la actual pandemia.

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) seguirá trabajando para fortalecer las capacidades de los docentes de la región iberoamericana y, en 2021, hará especial hincapié en las competencias digitales. Se desarrollarán proyectos para mejorar la metodología CTIAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas), proporcionar recursos digitales y nuevas becas con miras a aumentar la formación doctoral en la región.

ProFuturo seguirá ofertando cursos de formación gratuitos en línea a los docentes de todo el globo; mientras que Enabel continuará formando a educadores en Burundi sobre el uso de, entre otros aspectos, las tecnologías de la información y las comunicaciones, y seguirá organizando cursos en línea y semipresenciales en Uganda.

Mientras tanto, el Centro de Aprendizaje en Práctica del Instituto Carey para el Bien Global está trabajando mediante plataformas virtuales con diferentes partes interesadas —entre las que se incluyen docentes— a fin de desarrollar materiales profesionales de aprendizaje para los educadores de forma conjunta. Mediante ellos, podrán ofrecer una enseñanza en línea holística y de calidad en contextos de desplazamientos en Oriente Medio, África Oriental y África Central y Occidental.

Es indudable que el aprendizaje digital constituirá un elemento básico de los sistemas educativos futuros, pero la enseñanza presencial y práctica seguirá siendo relevante. La Fundación LEGO continuará brindando apoyo a los asociados de Bangladesh, Ghana, Kenya, Rwanda y Viet Nam que fomentan el desarrollo profesional docente basado en juegos del que, en 2021, se beneficiarán 65.000 educadores.

 

Brindamos apoyo a todos los sistemas educativos, con independencia del contexto

Un gran número de los miembros del Equipo Especial sobre Docentes colabora con los gobiernos a fin de respaldar el fortalecimiento y la gestión de las eficiencias sistémicas y el desempeño general del sector.

En Burkina Faso, el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE) de la UNESCO ayuda al Gobierno a mejorar la gestión de los derechos humanos y la presupuestación conexa en materia educativa. Junto con Education Development Trust, el IIPE está analizando el papel de los “líderes instruccionales”, que respaldan a los docentes para que puedan desarrollar sus capacidades sin desempeñar una función formal en la evaluación, y en 2021 publicará los resultados de sus investigaciones, que incluyen estudios de casos de Gales, la India, Shanghái, Jordania, Rwanda y Kenya.

El Instituto organizará su primer hackathon en enero de 2021; en él, se tratarán las dificultades que obstaculizan el despliegue de docentes, las posibles soluciones para reducir las desigualdades entre las regiones de un mismo país y la manera de identificar a los “profesores fantasma” —que, en algunos países, pueden llegar a representar hasta el 20% del presupuesto educativo—. Por último, el IIPE tiene previsto publicar en 2021 las conclusiones de su investigación sobre la gestión docente en entornos de poblaciones refugiadas en Jordania y Kenya.

Las prioridades de la Internacional de la Educación para 2021 incluyen realizar un llamamiento para que los docentes y el personal educativo sean considerados un grupo prioritario en los programas de vacunación a escala mundial, así como promover el Marco Global de Estándares Profesionales de Enseñanza, que fue desarrollado en colaboración con la UNESCO.

Habida cuenta de que los países que han presentado mejor desempeño durante la pandemia son los que han entablado un diálogo significativo con los sindicatos del sector de la enseñanza, la Internacional de la Educación espera que dicho diálogo siga desarrollándose y abordando cuestiones como el uso de la tecnología en materia educativa, la inversión en la fuerza de trabajo, el desarrollo profesional, los requisitos necesarios para gozar de unas condiciones laborales decentes y el respeto por la autonomía profesional de los docentes.

 

Colaboración en favor de los docentes

Para todos los sectores, 2020 ha sido un año sin precedentes. En el de la educación, sirvió para poner de manifiesto, por un lado, los problemas y deficiencias de carácter sistémico que se observan en todo el mundo y, por otro, las respuestas de mitigación elaboradas, de manera orgánica, por los docentes. Los gobiernos, la comunidad internacional para el desarrollo y las partes interesadas del sector educativo, a distintos niveles, también han desarrollado y aplicado distintas medidas de emergencia.

La aceleración de la innovación educativa y de la reestructuración futura de la enseñanza registrada en 2020 servirá de base para las labores de 2021, que reconfigurarán y fortalecerán el papel de los docentes a la hora de construir sistemas educativos más resilientes tras la pandemia de COVID-19. Los miembros del Equipo Especial sobre Docentes esperan poder contribuir de forma activa a este trabajo.

*

Fotografía: Una profesora de matemáticas de Camboya con sus estudiantes. CréditosAsociación Flamenca de Cooperación al Desarrollo y Asistencia Técnica – educación para el desarrollo

Noticias
  • 20.11.2020

Con la OCDE buscamos innovaciones escolares

Respuestas escolares innovadoras durante el Covid-19

Las escuelas están jugando un rol fundamental en la primera línea de los esfuerzos mundiales para responder a la pandemia del Covid-19. Profesores, equipos directivos y educadores han respondido de manera innovadora para atender a sus estudiantes y sus comunidades. Identificar y aprovechar estas innovaciones es clave para:

  • Apoyar a otros maestros que enfrentan cambios y desafíos similares en todo el mundo.
  • Dar forma a los esfuerzos de la sociedad para construir aulas más sólidas para el futuro.
  • Reconocer la dedicación y el compromiso inquebrantables de la profesión.

Invitamos a los socios a unirse a una campaña para apoyar a las escuelas para que se escuchen sus innovaciones a escala global y para fomentar un diálogo entre países sobre la reconstrucción de la educación durante estos tiempos desafiantes.

En búsqueda de innovaciones escolares

Del 16 de noviembre al 20 de diciembre de 2020, los y las docentes, formadores de profesores y equipos directivos pueden subir un video de dos minutos para compartir sus ideas sobre tres preguntas importantes:

  • ¿Qué innovaciones en tu enseñanza te han enorgullecido más?
  • ¿Qué formas de colaboración con tus pares han sido más útiles?
  • ¿Qué has aprendido y cómo cambiará tu enseñanza para el futuro?

Muchas organizaciones están trabajando arduamente para apoyar a los maestros en este espacio. Si su organización ya ha realizado un ejercicio similar para identificar innovaciones, por favor invite a los maestros o líderes escolares de las innovaciones más prometedoras que haya identificado a compartir su video. En este caso, las contribuciones aparecerán bajo el logo de su organización.

 

Identificando y aprovechando las innovaciones más prometedoras

La comunidad docente internacional podrá ver videos e interactuar con ellos a través de la plataforma Global Teaching InSights de la OCDE. Junto a un panel internacional, los profesores también podrán identificar las innovaciones que puedan tener un impacto duradero y a escala.

Una serie de eventos y oportunidades globales reunirá a maestros, equipos directivos, legisladores e investigadores para discutir las principales ideas e innovaciones de estos videos y lo que significan para la educación en el futuro.

Esta campaña está dirigida por la OCDE, la UNESCO y el International Task Force on Teachers for Education 2030 (TTF) con el apoyo de Education International, Teach for All y International Confederation of Principals.

 

Campaña en Redes Sociales

Siguen el hashtag #GlobalTeachingInSights

Visiten el sitio para compartir videos.

 

Noticias
  • 07.09.2020

El Equipo Especial sobre Docentes realiza un llamado para apoyar a los 63 millones de docentes afectados por la crisis de la COVID-19

Aproximadamente 63 millones de docentes de educación primaria y secundaria de todo el mundo han resultado afectados por el cierre de las escuelas de 165 países debido a la pandemia de COVID-19.

Trabajan en primera línea de la respuesta para garantizar que el aprendizaje continúa para casi 1.500 millones de estudiantes, cifra que se prevé que irá en aumento.

En todo el mundo, junto con los dirigentes escolares, se han movilizado y han innovado rápidamente para facilitar un aprendizaje de calidad en la distancia para aquellos estudiantes en confinamiento, contando y sin contar con el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC). Además, contribuyen de forma crucial a comunicar las medidas que previenen la propagación del virus, lo que garantiza que los niños estén seguros y cuenten con el apoyo necesario.

Esta situación sin precedentes conlleva un alto nivel de estrés para los docentes, los estudiantes y sus familias.

En algunos casos, los docentes que pudieron estar previamente expuestos al virus están tratando de manejar la ansiedad de tener que trabajar en situaciones en las cuales el riesgo de la COVID-19 está en constante propagación. Otros están lidiando con el estrés de tener que proveer educación de calidad a través de herramientas para las que han recibido muy poco o ningún entrenamiento o apoyo. En muchos países, docentes con contratos temporales, docentes sustitutos y personal de apoyo a la educación corren el riesgo de ver sus contratos finalizados y sus sustentos desaparecidos.

El Equipo Especial sobre Docentes, una alianza internacional que trabaja en apoyo de los docentes y la docencia, ha emitido un “Llamado a la acción respecto a los y las docentes” con el ánimo de asegurar que todos los docentes disfrutan de protección, apoyo y reconocimiento durante la crisis. Liderazgo, y recursos financieros y materiales para docentes son necesarios para asegurar que una enseñanza y aprendizaje de calidad puedan continuar en la distancia durante la crisis y así mismo, para lograr una rápida recuperación.

El Equipo Especial sobre Docentes hace un llamado a todos los gobiernos, proveedores y financiadores de servicios educativos, tanto públicos como privados, y asociados pertinentes para:

  • Conservar el empleo y los salarios: Esta crisis no puede ser un pretexto para disminuir los estándares y las normas o para dejar de lado los derechos laborales. Es imprescindible mantener los salarios y las prestaciones de todo el personal docente y el personal de apoyo a la educación.
  • Priorizar la salud, la seguridad y el bienestar de los docentes y estudiantes: Los docentes necesitan apoyo socioemocional para hacer frente a la presión adicional que supone para ellos la obligación de impartir enseñanza en tiempos de crisis y de ayudar a sus alumnos en estas circunstancias preocupantes.
  • Incluir a los docentes en el desarrollo de respuestas educativas frente a la COVID-19:Los docentes desempeñarán un papel crucial en la etapa de recuperación, cuando reabran las escuelas. Deben participar en todos los pasos de la elaboración de políticas y planificación en materia de educación.
  • Proveer apoyo profesional y entrenamiento adecuado: Se ha prestado poca atención a la necesidad de ofrecer a los docentes una capacitación adecuada para asegurar la continuidad de la enseñanza. Debemos actuar con rapidez para asegurar que los docentes reciben el apoyo profesional que necesitan.
  • Poner la equidad en el centro de las respuestas educativas:Aquellos docentes que trabajan en áreas remotas, con comunidades de bajos recursos o con minorías, necesitarán un gran apoyo y flexibilidad para garantizar que los niños desfavorecidos no se queden atrás.
  • Incluir docentes en las respuestas de ayuda: El Equipo Especial sobre Docentes insta a las instituciones financieras a ayudar a los gobiernos en el sustento de los sistemas educativos, en particular en el desarrollo de la fuerza laboral docente. Dicho apoyo es especialmente urgente en algunos de los países más pobres del mundo, que ya tienen dificultades para satisfacer las necesidades educativas debido a la escasez crítica de docentes capacitados.

Para obtener más información, se puede descargar el llamado en inglés, francésespañol y árabe.

Noticias
  • 07.09.2020

Las iniciativas para la vuelta a la escuela deben tener en cuenta a los docentes

El Equipo Especial sobre Docentes, la UNESCO y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han elaborado unas orientaciones para apoyar a las autoridades nacionales en los esfuerzos para facilitar la vuelta a la escuela, que examinan en particular la mejor manera de ayudar a los docentes y al personal de apoyo a la educación en la planificación y los procedimientos de la vuelta a la escuela.

Desde el inicio de la crisis de la COVID-19, los docentes han sido clave para garantizar que el aprendizaje continuaba por medio del aprendizaje a distancia, siempre que fuera posible, y que se tenía en cuenta el bienestar de los alumnos. Con la vuelta a la escuela, los docentes, los dirigentes escolares y el personal de apoyo a la educación continuarán contribuyendo de forma decisiva a la creación de espacios de aprendizaje seguros, el ajuste de los planes de estudio y las evaluaciones, y el apoyo a los alumnos marginados.

En respuesta al ”Llamado a la acción respecto a los y las docentes” presentado por el Equipo Especial sobre Docentes, las orientaciones conjuntas de la UNESCO, el Equipo Especial sobre Docentes y la OIT ofrecen una serie de recomendaciones para los responsables de la formulación de políticas, reconociendo al mismo tiempo la necesidad de que los países definan sus propias prioridades en función de los contextos locales y nacionales. Estas orientaciones hacen hincapié en la manera de garantizar que los docentes y el personal de apoyo a la educación reciben apoyo suficiente en sus esfuerzos para facilitar la vuelta al cole. Algunas medidas posibles son:

  • Incluir a los docentes y a las organizaciones que los representan en la planificación de la vuelta a la escuela

Los países deben garantizar que se tengan en cuenta todos los puntos de vista a la hora de planificar la seguridad de las escuelas y elaborar las prácticas de enseñanza para mitigar la pérdida de aprendizaje después de la pandemia. Es preciso consultar a los docentes, al personal de apoyo a la educación y a sus representantes durante la adopción de decisiones y la planificación, incluidos el calendario y los procesos para la reapertura de las escuelas en condiciones de
seguridad.

 

  • Garantizar la seguridad de los alumnos y de todo el personal educativo en el entorno escolar

Las medidas para garantizar la salud y seguridad de los alumnos y el personal en las escuelas deberían adaptarse a los contextos locales, y las autoridades nacionales deberían informar al profesorado sobre los riesgos del entorno escolar.

Los docentes y las organizaciones que los representan deberían participar en los debates sobre cómo aplicar las normas internacionales en sus aulas y en toda la escuela, en la definición de los criterios de evaluación y en la elaboración de regulaciones para reorganizar el aprendizaje en el aula. También deberían participar en la formulación de medidas para facilitar el distanciamiento físico.

 

  • Reconocer la importancia del bienestar psicológico y socioemocional de los docentes y del personal de apoyo a la educación

Con la reapertura de las escuelas, los docentes tienen enfrentarse tanto a los riesgos de salud como al aumento de la carga de trabajo que supone enseñar utilizando métodos nuevos
y complejos, a menudo sin haber recibido una capacitación
adecuada. Las autoridades nacionales deben garantizar que los docentes y el personal de apoyo a la educación reciben apoyo psicosocial continuo para propiciar su bienestar socioemocional. Esta medida reviste una importancia especial en el caso de los docentes que deben prestar el mismo apoyo a los alumnos y las familias.

 

  • Ayudar a los docentes a adaptarse a las nuevas condiciones de enseñanza

También es fundamental incluir a los docentes y a las organizaciones que los representan en los debates sobre el regreso a la escuela a fin de garantizar que los docentes y el personal de apoyo a la educación reciben la capacitación y los recursos adecuados para reanudar la instrucción en el aula cumpliendo al mismo tiempo las normas sobre distanciamiento físico.

Deben participar en las consultas nacionales para determinar los objetivos clave de la educación, reorganizar los planes de estudios y adaptar las evaluaciones sobre la base del calendario escolar revisado. Se les debe pedir consejo sobre asuntos relacionados con la reorganización de las aulas.

 

  • Garantizar que las condiciones de trabajo de los docentes no resultan perjudicadas

Los esfuerzos para facilitar la vuelta a la escuela podrían poner de manifiesto deficiencias en los recursos humanos y crear calendarios y rutinas de trabajo difíciles. Los docentes y sus organizaciones que los representan deberían participar en el diálogo sobre la elaboración de estrategias de contratación rápida que respeten las cualificaciones profesionales mínimas y protejan los derechos y condiciones de trabajo de los docentes.

 

  • Mantener o aumentar los recursos financieros

Con miras a garantizar la continuidad del aprendizaje, las autoridades educativas tendrán que invertir en docentes y personal de apoyo a la educación, no solo para mantener los salarios, sino también para proporcionar formación esencial y apoyo psicosocial. Es importante que los gobiernos se resistan a las prácticas perjudiciales para la profesión docente y la calidad de la educación, como el aumento de las horas lectivas o la contratación de profesores no capacitados. Los gobiernos también deberían alentar a las instituciones privadas a mantener el pago regular de los salarios a los docentes y otros trabajadores de apoyo.

 

  • Tener en cuenta a los docentes en el seguimiento de la situación de vuelta a la escuela

Para adaptar la estrategia y obtener información para la toma de decisiones será crucial realizar un seguimiento estrecho y una evaluación de la vuelta a la escuela. Se debería pedir información a los docentes y los dirigentes escolares a fin de fundamentar la elaboración de marcos de medición y referencia del progreso de los esfuerzos para facilitar la vuelta a la escuela.

 

Se pueden descargar las directrices en inglés, francés y español.