Pasar al contenido principal
Informe
  • pdf
  • 20.10.2020
  • EN

La educación en tiemposde la pandemia de COVID-19

La actual pandemia de COVID-19 plantea retos importantes para los sistemas educativos y sociales de los países de la región, que deberán abordarse de manera articulada. También deja lecciones valiosas...
Noticias
  • 07.09.2020

El Equipo Especial sobre Docentes realiza un llamado para apoyar a los 63 millones de docentes afectados por la crisis de la COVID-19

Aproximadamente 63 millones de docentes de educación primaria y secundaria de todo el mundo han resultado afectados por el cierre de las escuelas de 165 países debido a la pandemia de COVID-19.

Trabajan en primera línea de la respuesta para garantizar que el aprendizaje continúa para casi 1.500 millones de estudiantes, cifra que se prevé que irá en aumento.

En todo el mundo, junto con los dirigentes escolares, se han movilizado y han innovado rápidamente para facilitar un aprendizaje de calidad en la distancia para aquellos estudiantes en confinamiento, contando y sin contar con el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC). Además, contribuyen de forma crucial a comunicar las medidas que previenen la propagación del virus, lo que garantiza que los niños estén seguros y cuenten con el apoyo necesario.

Esta situación sin precedentes conlleva un alto nivel de estrés para los docentes, los estudiantes y sus familias.

En algunos casos, los docentes que pudieron estar previamente expuestos al virus están tratando de manejar la ansiedad de tener que trabajar en situaciones en las cuales el riesgo de la COVID-19 está en constante propagación. Otros están lidiando con el estrés de tener que proveer educación de calidad a través de herramientas para las que han recibido muy poco o ningún entrenamiento o apoyo. En muchos países, docentes con contratos temporales, docentes sustitutos y personal de apoyo a la educación corren el riesgo de ver sus contratos finalizados y sus sustentos desaparecidos.

El Equipo Especial sobre Docentes, una alianza internacional que trabaja en apoyo de los docentes y la docencia, ha emitido un “Llamado a la acción respecto a los y las docentes” con el ánimo de asegurar que todos los docentes disfrutan de protección, apoyo y reconocimiento durante la crisis. Liderazgo, y recursos financieros y materiales para docentes son necesarios para asegurar que una enseñanza y aprendizaje de calidad puedan continuar en la distancia durante la crisis y así mismo, para lograr una rápida recuperación.

El Equipo Especial sobre Docentes hace un llamado a todos los gobiernos, proveedores y financiadores de servicios educativos, tanto públicos como privados, y asociados pertinentes para:

  • Conservar el empleo y los salarios: Esta crisis no puede ser un pretexto para disminuir los estándares y las normas o para dejar de lado los derechos laborales. Es imprescindible mantener los salarios y las prestaciones de todo el personal docente y el personal de apoyo a la educación.
  • Priorizar la salud, la seguridad y el bienestar de los docentes y estudiantes: Los docentes necesitan apoyo socioemocional para hacer frente a la presión adicional que supone para ellos la obligación de impartir enseñanza en tiempos de crisis y de ayudar a sus alumnos en estas circunstancias preocupantes.
  • Incluir a los docentes en el desarrollo de respuestas educativas frente a la COVID-19:Los docentes desempeñarán un papel crucial en la etapa de recuperación, cuando reabran las escuelas. Deben participar en todos los pasos de la elaboración de políticas y planificación en materia de educación.
  • Proveer apoyo profesional y entrenamiento adecuado: Se ha prestado poca atención a la necesidad de ofrecer a los docentes una capacitación adecuada para asegurar la continuidad de la enseñanza. Debemos actuar con rapidez para asegurar que los docentes reciben el apoyo profesional que necesitan.
  • Poner la equidad en el centro de las respuestas educativas:Aquellos docentes que trabajan en áreas remotas, con comunidades de bajos recursos o con minorías, necesitarán un gran apoyo y flexibilidad para garantizar que los niños desfavorecidos no se queden atrás.
  • Incluir docentes en las respuestas de ayuda: El Equipo Especial sobre Docentes insta a las instituciones financieras a ayudar a los gobiernos en el sustento de los sistemas educativos, en particular en el desarrollo de la fuerza laboral docente. Dicho apoyo es especialmente urgente en algunos de los países más pobres del mundo, que ya tienen dificultades para satisfacer las necesidades educativas debido a la escasez crítica de docentes capacitados.

Para obtener más información, se puede descargar el llamado en inglés, francésespañol y árabe.

Noticias
  • 07.09.2020

La COVID-19 pone de relieve la brecha digital del aprendizaje a distancia

Como parte de la lucha mundial para contener la pandemia de COVID-19, 191 países han cerrado escuelas de todos los niveles, desde preescolar hasta terciario, lo que ha afectado a, como mínimo, 1.500 millones de estudiantes (esto es, más de 9 de cada 10) de todo el mundo.

A fin de minimizar las perturbaciones, muchos gobiernos e instituciones han recurrido a la educación a distancia para mantener la enseñanza y el aprendizaje. Con el aprendizaje en línea, los docentes pueden mantener un entorno similar al aula para los estudiantes, enviar deberes y recibir las tareas finalizadas para su evaluación. Además, pueden comunicarse diariamente con los alumnos y velar no solo por su progreso educativo, sino también por su bienestar.

No obstante, según las últimas cifras compiladas por el Equipo Especial sobre Docentes, de acuerdo con los datos del Instituto de Estadística de la UNESCO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones, casi la mitad de los estudiantes de todo el mundo experimentan grandes dificultades respecto del aprendizaje en línea. En términos mundiales, aproximadamente 826 millones de ellos (esto es, el 50%) carecen de acceso a un ordenador en sus hogares, y unos 706 millones (es decir, el 43%) no tienen conexión a Internet en casa. En los países de ingresos bajos, las tasas de acceso son incluso menores. En África Subsahariana, el 89% de los alumnos no tienen acceso a ordenadores en sus hogares y el 82% no tiene conexión a Internet.

Los teléfonos móviles han mostrado una gran capacidad para conectar a los alumnos con la información y entre sí, pero aproximadamente 56 millones de estudiantes de todo el mundo viven en zonas remotas a las que no dan servicio las redes móviles, y casi la mitad de ellos se encuentran en África Subsahariana.

Algunos países han recurrido a medios más tradicionales para asegurar el acceso a los alumnos afectados por esta brecha digital. En el Perú, el Ministerio de Educación utiliza una plataforma educativa en línea llamada “Aprendo en casa” para elaborar programas accesibles por televisión y radio para los alumnos que no tienen acceso a ordenadores o teléfonos móviles o a Internet. Los países tuvieron la oportunidad de compartir sus experiencias sobre estrategias de educación a distancia durante el quinto seminario web de la UNESCO sobre la respuesta educativa ante la COVID-19.

Por otra parte, se calcula que, en todo el mundo, 63 millones de docentes de educación primaria y secundaria se han visto afectados por la perturbación sin precedentes causada por la pandemia de COVID-19. Incluso en el caso de los docentes de países con infraestructura de tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) y con conectividad en los hogares, la rápida transición al aprendizaje en línea ha supuesto un reto. Para los docentes de regiones que no disponen de TIC y otras metodologías a distancia, como el Camerún —donde solo entre el 20% y el 25% del profesorado tiene acceso a un ordenador— la transición ha resultado difícil o imposible.

La educación de los docentes presenta una dificultad especial en los países de ingresos bajos. En África Subsahariana, solo el 64% de los docentes de primaria y el 50% de los docentes de secundaria han superado los requisitos nacionales mínimos de capacitación para la docencia. En muchos países, la formación pocas veces incluye competencias en TIC suficientes.

Además, los países de bajos ingresos no cuentan con docentes suficientes, lo que se traduce en un gran número de alumnos por clase y dificultad de los profesores para impartir enseñanza personalizada a cada niño. En comparación con la referencia internacional de la ratio docente-alumnos de 1:28 en educación primaria, los países de bajos ingresos tienen únicamente una ratio de docente capacitado-alumnos de 1:56, y de 1:60 en el África subsahariana.

A fin de garantizar que los docentes reciben el apoyo adecuado durante esta crisis, el Equipo Especial sobre Docentes se adhirió a la Coalición Mundial para la Educación de la UNESCO y ha publicado recientemente un llamado a la acción para ayudar a los docentes afectados por la pandemia.

Infografía: COVID-19: una crisis mundial para la enseñanza y el aprendizaje

Respuesta del ámbito educativo de la UNESCO al COVID-19 - Seminario web:

 

Blog
  • 04.06.2020

Sin electricidad, ni Internet ni aprendizaje en línea: la historia de Lara

Shanghái, enero de 2020

Me desperté una mañana de las vacaciones del Año Nuevo Chino y descubrí que no íbamos a volver a la escuela el 3 de febrero como se esperaba. En su lugar, nos dijeron que nos preparáramos para enseñar en línea. La educación ha tenido que reinventarse rápidamente conforme la pandemia se propagaba por todo el mundo. Docentes de todos los rincones del planeta se han reunido en las redes sociales para apoyarse mutuamente y compartir experiencias durante estos tiempos difíciles. Pero, aunque cada vez estoy más familiarizada con la enseñanza en línea, aún no me siento tranquila. Soy una de esas personas privilegiadas con la buena fortuna de poder acceder a gran cantidad de recursos. Pero, ¿qué ocurre con quienes no tienen tanta suerte? Pensaba en las personas de mi propio país, Mozambique, y otros países en desarrollo en los que la gran mayoría de la población no disfruta de acceso a la electricidad, y mucho menos al aprendizaje en línea.

 

Lara, que tiene 13 años y cursa octavo, comienza su día ayudando a su familia con las tareas alrededor de la cabaña donde vive, en lugar de dirigirse a la escuela como solía hacer antes de esta aterradora pandemia. Lara y su familia viven en Manhiça, en la provincia de Maputo en Mozambique. Asiste a la escuela Filipe Nyussi en Maluana. Ninguno de sus progenitores terminó la educación primaria. Su padre es el único proveedor de ingresos familiares y gana alrededor de 45 dólares mensuales, que debe repartir cuidadosamente entre la alimentación de la familia y la educación de Lara y sus siete hermanos y hermanas.

Pese a las dificultades, el padre de Lara dice que su sueño es que su hija complete sus estudios. Se le ilumina la cara de orgullo al describir a Lara como una estudiante inteligente, apasionada y entregada. Por desgracia, también está lleno de preocupación por el futuro incierto.

Las escuelas de Mozambique han cerrado a causa de la pandemia y, por ello, la rutina diaria de Lara ha cambiado radicalmente. Tiene que quedarse en casa, mientras que su padre camina hasta la escuela para recoger las tareas escolares. Cuando su padre llega a casa después del trabajo, Lara completa sus tareas y después se las envía a sus docentes para que las examinen y califiquen. A veces, su padre ha tenido que ir a recoger las tareas dos veces, y pagar hasta 160 meticales (alrededor de 2,40 dólares de los Estados Unidos).

A Lara le entusiasma aprender, y se siente frustrada porque cuando va a la escuela puede dedicar cuatro horas al día al estudio, mientas que su rutina actual solo le permite dedicarle una hora diaria. La familia piensa que el nivel de educación actual es extremadamente bajo, pero, desgraciadamente, no pueden hacer mucho al respecto. Se quejan del gasto adicional que suponen los materiales impresos.

Lara y su familia no tienen acceso a la electricidad y, por consiguiente, no tienen televisión ni Internet en casa. Es una situación muy común en todo el país. Por este motivo, las escuelas han recurrido al material escrito preparado por los docentes para que los estudiantes aprendan en casa. Muchos otros niños de zonas rurales, en especial niñas, afrontan desafíos similares. Aunque se supone que la escuela es gratuita, un gran número de personas se ha quejado de las tasas por el material impreso. Además, no ir a la escuela conlleva que niñas como Lara se hallen expuestas al riesgo subyacente de matrimonios o embarazos prematuros.

Las escuelas privadas en las zonas urbanas están invirtiendo en la instrucción en línea para sus alumnos. Sin embargo, el nivel de inversión no es equiparable ni sistemático en todas las escuelas. Algunas escuelas privadas están avanzando más rápidamente con las plataformas y las clases en línea a fin de satisfacer mejor las necesidades de sus estudiantes. No obstante, dependen también de la disposición o capacidad financiera de los progenitores para invertir en el acceso a tecnologías como conexión a Internet, computadoras y dispositivos móviles.

Según se ha puesto de relieve a través de estudios, la calidad de la educación en Mozambique va a la zaga de la de los países vecinos, y el nivel de retención escolar de las niñas en el país sigue siendo un problema. Además, el país también tiene dificultades para ofrecer capacitación adecuada a sus docentes.

La educación en línea no es una opción viable en un país en el que la mayoría de las personas no tiene acceso a Internet. Mientras que los docentes de todo el mundo se reúnen en las redes sociales para colaborar y transformar la educación, algunos docentes y escuelas de países menos privilegiados quedan olvidados.

Nadya Faquir

**********************************************************

Este artículo forma parte de la campaña #VocesdeDocentes del Equipo Especial sobre Docentes, cuyo propósito es poner de manifiesto las experiencias de los docentes que trabajan cada día para asegurar que sus estudiantes siguen beneficiándose de una educación de calidad, a pesar de la pandemia de COVID-19. Para participar, visite la página que hemos creado a tal efecto.

Blog
  • 02.06.2020

La tecnología aplicada a la enseñanza remota a raíz de la Covid-19

En el Brasil, donde enseño en la escuela primaria y secundaria, el 82% de los estudiantes van a escuelas públicas. Las diferencias sociales regionales han provocado que algunas personas hayamos tenido que hacer frente a situaciones particularmente adversas, pero todas las regiones encaran problemas relacionados y conectan de distinta manera.

Trabajo en una comunidad extremadamente pobre, con escasos recursos. Junto con otros docentes, he determinado cuál es la manera óptima de trabajar con estos estudiantes, teniendo en cuenta su realidad social y económica. Si bien faltan recursos de infraestructura y conectividad, la mayoría de las familias tienen dispositivos móviles, como teléfonos.

Elaboramos y publicamos una guía de estudio para llevar a casa, con directrices impresas para los progenitores donde se establecían horas distintas para la recogida de los niños a la salida de la escuela con el fin de evitar aglomeraciones que pudieran representar un peligro debido a la COVID-19. Las directrices incluían información sobre las plataformas que se utilizarían, como WhatsApp y las redes sociales, incluido un grupo de Facebook que ya había para todas las clases de la escuela.

Así que, además de las directrices impresas enviadas a los hogares, empecé a utilizar WhatsApp y Facebook con mis alumnos para difundir vídeos breves. Los vídeos les ofrecen orientación sobre cómo llevar a cabo las actividades de distintos temas, desde alfabetización digital a competencias en cálculo y solución de problemas, además de aptitudes socioemocionales, como creatividad, autocontrol y cuidado personal.

Envié a los estudiantes una serie de reflexiones y sugerencias para las actividades prácticas. Por ejemplo, fabricamos una mano robótica. Asimismo, preparé una serie de vídeos breves en los que hablaba sobre creatividad sirviéndome de la biografía de Leonardo da Vinci; y también sobre sostenibilidad y las tres erres (reciclar, reducir y reutilizar). En otro vídeo traté la importancia de la mano robótica para la industria, ya que salva vidas y ofrece calidad de vida a las personas que han perdido miembros. Por último, los animé a crear una mano robótica con cartón, cuerda y pegamento, y utilizamos un hashtag para que publicaran una foto en el grupo de Facebook una vez terminado su trabajo.

WhatsApp también es un canal útil para aclarar dudas, así que organicé turnos diarios para mis estudiantes, con el objeto de que supieran cuándo iba a estar disponible para resolver problemas y aclarar dudas. Ha resultado ser una manera eficaz de ayudarlos a continuar sus estudios.

Además de mi trabajo como docente, escribo dos columnas sobre educación en medios de comunicación importantes. He utilizado este período para dirigirme a los docentes y los gerentes de educación y escribir sobre el uso de la tecnología en la enseñanza, facilitando información sobre herramientas como Google Classroom, Zoom, Blackboard, Century Tech, y EkStep, entre otras. Asimismo, he tratado los temas de planificación; diseño y aplicación de actividades; y evaluación y enseñanza híbrida. También he ofrecido orientación sobre la grabación de clases, en la que he tratado aspectos como la modulación de la voz, secuencia didáctica, tiempo, gestión de teléfonos móviles, o sonido e iluminación, ya que la gran mayoría de docentes han preparado sus clases sin interacción alguna, recurriendo exclusivamente a los foros.

Ayudo a las familias y progenitores con consejos y sugerencias sobre cómo organizar la rutina de estudio en casa (con ejemplos prácticos) y aumentar la gama de actividades. Les transmito la importancia de elaborar listas de libros, películas y lugares virtuales, como museos. Además, ofrezco orientación sobre cómo ayudar a los estudiantes a entender si han conseguido alcanzar todos los objetivos de aprendizaje, con preguntas del siguiente tipo:

  • ¿Tiene que ver el ejercicio que me ha salido mal con el contenido que he estudiado previamente?
  • ¿Hubo algún factor que me distrajera del estudio?
  • ¿Entendí la pregunta?
  • ¿Respondí a lo que se preguntaba?
  • ¿Me estudié el tema completo?

Es un período de aprendizaje nuevo para todo el mundo, y es necesario que aprendamos unos de otros, escuchemos y encontremos maneras de superar las dificultades.

 

Débora Garofalo es docente de tecnología en la red de educación pública y gerente de tecnología de la Secretaría de Educación del Estado de São Paulo. Además, es columnista y escribe sobre educación, ha ganado premios nacionales y se situó entre los 10 finalistas del Global Teacher Prize 2019 de la Fundación Varkey.

**********************************************************

Este artículo forma parte de la campaña #VocesdeDocentes del Equipo Especial sobre Docentes, cuyo propósito es poner de manifiesto las experiencias de los docentes que trabajan cada día para asegurar que sus estudiantes siguen beneficiándose de una educación de calidad, a pesar de la pandemia de COVID-19. Para participar, visite la página que hemos creado a tal efecto.

Blog
  • 25.05.2020

En equipo, próximo o a distancia: juntos llegamos más lejos

El trabajo en equipo es un elemento central de mi filosofía de enseñanza y aprendizaje. A lo largo de 18 años de docencia, me he dado cuenta de que este planteamiento ayuda a fomentar el sentido de pertenencia de los alumnos a la comunidad de aprendizaje, lo que constituye un elemento crucial de su crecimiento social, emocional y cognitivo.

Durante la crisis de COVID-19, mantener el trabajo en equipo ha sido un aspecto esencial a la hora de asegurar la prestación de educación continua.

El trabajo en equipo a distancia

CONEXIÓN DE LA COMUNIDAD PROFESIONAL

Con el inicio de la crisis de COVID-19, el personal de la escuela se movilizó rápidamente. Todo el mundo puso manos a la obra para respaldar la transición al aprendizaje a distancia. En primer lugar, se proporcionaron computadoras Chromebook a todos los niños para que se las llevaran a casa durante la crisis, y se ofrecieron sesiones desarrollo al personal, que facilitaron la transición de los docentes al aprendizaje en línea con Google Classroom. Estas sesiones comenzaron con carácter presencial y pasaron al entorno en línea cuando se emitieron las órdenes de permanecer en casa. La fortaleza de nuestra comunidad profesional quedó patente al principio, cuando los compañeros y compañeras se apoyaron mutuamente para realizar la transición, aprender sobre nuevas herramientas de instrucción, y discutir cómo favorecer el aprendizaje a distancia. Del conjunto de aplicaciones de Google Apps, los docentes adoptaron Google Classroom, Google Meet, y JamBoard. En Google Classroom, se utilizan los formularios de Google para crear cuestionarios; y los vídeos y las actividades interactivas en línea de sitios de apoyo educacional como EdPuzzleLegends of LearningABCYa, y YouTube fomentaron el interés de los alumnos en el contenido.

Las reuniones semanales del personal en Google Meet han sido de gran utilidad y han promovido el bienestar de los docentes y el personal, al brindar una oportunidad para relajarse, compartir preocupaciones y éxitos, conocer las novedades en el ámbito de la educación, y prepararse mentalmente para la semana. Para mí, han puesto de manifiesto la importancia de la conexión sólida de la comunidad profesional con vistas a mantener la continuidad de la enseñanza y el aprendizaje.

También ha habido oportunidades de desarrollo profesional en el ámbito de la escuela y en el plano de distrito. La Directora de Tecnología y Medios de Comunicación y el Especialista en Integración Tecnológica del distrito han facilitado sesiones de apoyo individuales y en grupos reducidos sobre diversas tecnologías a través de Zoom y Google Meet. Yo misma me he beneficiado directamente, y he aprendido a utilizar Flipgrid, Screencastify, y Google Slides para integrar la animación fotograma a fotograma en mi programación.

Uno de los puntos fuertes de esta oferta de desarrollo profesional ha sido la flexibilidad para atender a los intereses individuales. Mi interés en establecer un foro comunitario de aprendizaje profesional para todo el distrito fue recibido favorablemente por el responsable de tecnología del distrito, quien pasó a la acción sin demora y estableció el foro para los docentes de primaria. Los docentes pueden acceder a este espacio para apoyarse unos a otros a través de las discusiones y el intercambio de experiencias relacionadas con la práctica profesional.

 

EL FOMENTO DE LA COMUNIDAD A TRAVÉS DE LA CONEXIÓN PARENTAL

He utilizado la tecnología para entablar conexiones con los progenitores por medio de un planteamiento de trabajo en equipo. Una parte fundamental de este planteamiento ha sido trabajar con los progenitores para ayudar a que se sientan más cómodos y conectados con el nuevo entorno de aprendizaje. Las “visitas guiadas” por Google Class utilizando Google Meet, los correos electrónicos periódicos, y las sesiones abiertas puntuales en Google Meet han permitido a los progenitores conectar conmigo para facilitar comentarios, hacer preguntas y resolver dilemas. Los progenitores se han convertido en “miembros de la case” en Google Classroom y ClassDojo, donde pueden realizar un seguimiento de la actividad de sus hijos e hijas, y consultar su cartera de trabajos. Las asociaciones progenitor-docente-niño sólidas han sido un activo extraordinario para el éxito del aprendizaje en línea.

 

NO HAY NADA COMO LA RUTINA: CÓMO MANTENER A LOS ESTUDIANTES CONECTADOS

El desarrollo de un planteamiento de equipo en línea con los niños ha sido crucial para garantizar su aprendizaje continuado. En este sentido, ha sido importante establecer una rutina. Los niños utilizan Google Classroom para acceder a su programa diario y las actividades de las lecciones. Nos encontramos cada mañana para nuestra reunión matinal, durante la que realizamos muchas de las actividades habituales establecidas para los 30 minutos iniciales de una clase “normal”. Además de esto, ClassDojo ha sido un recurso inapreciable para mantener la concentración durante el trabajo conjunto. Puedo pasar lista; compartir vídeos de apoyo sobre temas de aprendizaje socioemocional; utilizar incentivos positivos; y crear carteras de estudiante. Todas estas funciones reflejan actividades habituales con los niños en el aula, por lo que ha favorecido el mantenimiento de su cohesión como clase.

En el conjunto de la escuela, hemos desarrollado un programa de noticias diarias, que nuestro docente de educación física se ha encargado de escribir y mantener. Este programa representa la continuidad de las costumbres que marcaban el inicio de la jornada escolar en la escuela, como, entre otros, los anuncios de cumpleaños, las concesiones de certificados, y las oraciones y juramentos dirigidos por los estudiantes de 6.º curso mediante grabaciones en vídeo. Las noticias diarias incluyen fotografías que los niños envían mostrando las actividades en las que han participado y el trabajo que han terminado. Se trata de una valiosa oportunidad para compartir que consolida nuestra cohesión como comunidad.

 

UNA FORMA DE ENSEÑAR DIFERENTE

Sin duda, esta crisis ha puesto a prueba mi creatividad, y mi capacidad de innovación y aplicación de enfoques flexibles al ejercicio de la profesión. Ha subrayado la importancia del aprendizaje profesional continuo. La adopción del enfoque de enseñanza a distancia con los niños ha demandado reflexión compleja. Intentar asegurar la inclusión de los aspectos sociales y emocionales; la conexión de los niños como alumnos; y la introducción de conceptos nuevos con herramientas que no siempre hacen posible las prácticas esenciales para el aprendizaje de los niños requiere resiliencia, reflexión constante y perseverancia para volver a intentar algo una vez más.

Wendee White

Docente de 5.º curso de educación primaria, Siracusa, Nueva York (Estados Unidos)

************************

Este artículo forma parte de la campaña #VocesdeDocentes del Equipo Especial sobre Docentes, cuyo propósito es poner de manifiesto las experiencias de los docentes que trabajan cada día para asegurar que sus estudiantes siguen beneficiándose de una educación de calidad, a pesar de la pandemia de COVID-19. Para participar, visite la página que hemos creado a tal efecto.